paro seguridad social

La duración del paro de autónomos es de un máximo de 12, mientras que los trabajadores por cuenta ajena pueden cobrar hasta un máximo de 2 años.

En los autónomos, los meses que cobrarán son 2 por cada 12 a 17 cotizados, 3 por cada 18 a 23 meses cotizados, 4 por cada 24 a 29 meses cotizados, 5 por cada 30 a 35 meses cotizados, 6 por cada 36 a 42 meses cotizados, 8 por cada 43 a 47 meses cotizados, 12 por 48 o más meses cotizados.

En caso de trabajadores por cuenta ajena esto se mira en días, teniendo derecho a 120 días por cada 360 a 539 días cotizados, 180 días por entre 540 y 719 días cotizados, 240 días por entre 720 y 899 cotizados, 300 días por entre 900 y 1079 días cotizados, 360 días por entre 1080 y 1259 cotizados, 420 días por entre 1260 y 1439, 480 días por entre 1440 y 1619, 540 por entre 1620 y 1799, 600 días por entre 1800 y 1979 días, 660 por entre 1980 y 2159 días, 720 días por haber cotizado 2160 días o más.

Por norma general, sale a un equivalente de 1 día de paro por cada 3 días cotizados, mientras que en los autónomos no se acerca a esa cantidad ya que el derecho es mucho inferior.

Los trabajadores por cuenta ajena deben haber cotizado al menos 360 días en los 6 años anteriores a la situación legal de empleo y deben suscribir un compromiso de actividad sin haber llegado a la edad ordinaria para jubilarse, y tienen derecho a cobrar el 70% de la base reguladora en los primeros 6 meses y un 50% a partir de entonces.  Los autónomos cobrarán un 70 de la base reguladora. En ambos casos, con las limitaciones existentes teniendo en cuenta el iprem y factores personales.

En el caso de los trabajadores por cuenta ajena, hay que estar 12 meses mínimos cotizando a la seguridad social, como los autónomos, aunque existe la posibilidad del subsidio por desempleo en ciertos casos, por lo que se encuentran más protegidos incluso sin haber llegado al mínimo de cotización o tras haber cobrado el paro.

Por ejemplo, si una persona ha cotizado al menos 6 meses sin cargas familiares, puede cobrar hasta 6 meses de prestación pero con cargas familiares hasta 21, y esto es sólo un ejemplo. En los autónomos no existe nada similar, de hecho incluso en la mayor parte de los casos hasta cuesta cobrar el paro de autónomos.

Aunque en los dos casos, la razón para tener derecho al paro es haberse quedado sin trabajo (y no por decisión propia), en los autónomos se requieren muchos más requisito restrictivos.

Además, los trabajadores autónomos que no paguen la cuota para acceder a esta prestación no tendrán derecho a ellas. En los trabajadores por cuenta ajena es obligatorio ya que entra dentro de la cuota que hay que pagar por estar de alta en la seguridad social.

Comments are closed.

"Si eres autónomo, en esta web encontraras toda la información necesaria para solventar tus dudas"